Manualidades para hacer en el cole para el Día de la Madre. Fáciles y muy divertidas

Esta semana hemos preparado esta colección de imágenes con muchas ideas para preparar regalos para el día de la madre en los colegios.

Fieles a nuestra filosofía de hazlo tú mismo, los materiales utilizados son sencillos y puedes disponer de ellos en nuestras Papelerías IcrExpress o en este enlace: http://www.icrexpress.es/tienda/es/

Nuestras Propuestas

Regalos dia de la madre Collage 1

1-. Idea para tomar notas

Regalos dia de la madre (9)

Materiales:

  • Lamina de cartón para hacer el soporte trasero.
  • Fieltro para las muñecas.
  • Botones y papel decorativo a juego con los botones.
  • Pinzas de la ropa medianas, mejor de madera para poder pintarla si queremos.
  • Libreta de notas pequeña.
Regalos dia de la madre (10)

2. -Tarro de aromas

Regalos dia de la madre (11)
Regalos dia de la madre (12)

Materiales:

  • Hiervas aromáticas
  • Tarros de conserva.
  • Papel de envolver, también se pueden usar retales de telas de cuadros.
Regalos dia de la madre (8)

3- Funda de almohada decorada con manos

Regalos dia de la madre (5)

Materiales:

  • Funda de almohada blanca.
  • Pintura de tel.
  • Mucho mor y cariño.

Pinzas e Imanes para la nevera

Regalos dia de la madre (6)
Regalos dia de la madre (7)

Materiales:

Fieltro o foami/goma eva

Imanes

El mobiliario sí importa en la escuela

En Papelería IcrExpress damos mucha importancia al la equipación en los colegios así como a al mobiliario mejor adaptado que puedes conseguir en http://www.icrexpress.es/tienda/es/84-MOBILIARIOPARACOLEGIOSYGUARDERIAS.

Hoy os animamos a leer esta entrevista que publicaron en “El País” a  Rosan Bosch, uno de los rostros más visibles de la innovación educativa a través del diseño de nuevos espacios y mobiliario. Con más de una decena de colegios construidos en Dinamarca y Suecia (de ellos, nueve son públicos) o en ciudades como Abu Dabi, Bosch apuesta por la eliminación de las aulas con filas de pupitres mirando a una pizarra, por el derribo de los muros en las escuelas y por los espacios diáfanos en los que el niño decide dónde quiere aprender.

Su máxima es que los estudiantes tomen decisiones desde el principio y escojan lo que más les interesa, porque en el mundo actual, según la propia diseñadora, “ya no vale trabajar bajo las directrices de un jefe; el mercado demanda perfiles que sepan pensar de forma independiente y tomar la iniciativa sin miedo a equivocarse”.

Bosch estudió en un colegio Montessori, un método desarrollado a principios del siglo XX por la doctora italiana Maria Montessori basado en la idea de que los más pequeños aprenden de forma natural si se les permite seguir sus instintos. Pero su interés por la innovación educativa no le viene de ahí, sino de la desmotivación con la que sus propios hijos volvían de la escuela.

Pregunta. ¿Cómo puede influir el diseño en la forma de aprender?

Respuesta. Tal y como están concebidas las aulas, los niños llegan a clase, se sientan en un silla y se limitan a escuchar y a hacer lo que les dice el profesor. Es antinatural tener a estudiantes tan pequeños inmóviles en sus pupitres sin la posibilidad de desplazarse libremente y encontrar el entorno en el que se sientan más cómodos. Los seres humanos somos diferentes y nuestro cerebro funciona de forma distinta. Hay niños que necesitan total tranquilidad para procesar nueva información y otros que lo hacen mejor de forma colaborativa. La escuela moderna tiene que adaptarse a esa realidad y el diseño del espacio puede cambiar el modo de pensar, funcionar y reaccionar. Este tipo de estructuras más flexibles incentivan al niño a tomar sus propias decisiones. No se trata de poner ruedas a las sillas y a las mesas, sino de permitir la libertad de movimiento de los chicos. Es muy difícil cambiar la mentalidad de la comunidad educativa, y el espacio físico ayuda porque crea una nueva realidad.

1455121704_660093_1455122204_noticia_normalP. Se habrá encontrado con detractores que piensen que dejar al niño decidir puede perjudicar su disciplina.

 R. Los niños no son animales salvajes que necesiten reglas rígidas. Una vez que les explicas que disponen de diferentes estancias para la lectura en solitario, para el debate, para el trabajo en grupo y también para escuchar las lecciones del profesor, lo entienden perfectamente y se adaptan. El formato del niño fijo en una mesa tiene mucho que ver con la disciplina y poco con el aprendizaje. El sistema tradicional les entrena para escuchar largos discursos sin aburrirse, y eso resulta imposible hasta para un adulto, que no aguanta más de 20 minutos de charla sin desconectar. Esos niños van a vivir en una sociedad totalmente diferente. Las nuevas generaciones tendrán que adaptarse a trabajos que aún no existen y detectar sus carencias. Se necesita gente que de forma independiente pueda aprender nuevas habilidades y conocimientos. Ser pasivo y actuar solo bajo las directrices de terceros ya no funciona.

Investigación del aprendizaje

El estudio de Rosan Bosch, con sede en Copenhague, ha investigado los diferentes procesos de aprendizaje basándose en los trabajos del educador británico David Thornburg. En su libro From the Campfire to the Holodeck, publicado en noviembre de 2013, definió los cuatro espacios idóneos que todo colegio debería ofrecer. Los espacios Campfire (en español, hogueras de campamento) para la lectura colectiva; los Watering Holes (abrevaderos) para los debates entre alumnos; las Caves (cuevas) como lugares tranquilos para la reflexión; y los Life (vida) para compartir con otros compañeros lo que se ha aprendido

P. ¿Por qué cree que es prioritario un espacio que favorezca el trabajo en equipo?

R. El mundo se ha vuelto global. Ahora se trabaja con personas de diferentes culturas. Mis reuniones de trabajo, por ejemplo, son a través de plataformas online con colaboradores en Dubái o Michigan. En los exámenes de la escuela no se mide el liderazgo, ni la capacidad de aprender por uno mismo o las fórmulas para colaborar de la mejor forma posible. Tampoco cómo buscar información y contrastarla o saber concentrarse cuando hay muchas distracciones. Todo eso no se evalúa en el colegio y son capacidades básicas en el mundo real.

En España, es especialmente difícil innovar porque la gente tiene miedo al cambio. El sistema educativo español no enseña a hacer preguntas y eso se nota cuando los graduados van a trabajar al extranjero. En el caso de nuestro estudio, se tienen que acostumbrar a una forma muy diferente de trabajar que requiere más autonomía e iniciativa. Lo cierto es que todos los que aceptamos llegan con experiencia internacional y dominio de varios idiomas.

P. Después de más de diez años dedicada a las galerías de arte, ¿cómo dio el giro hacia la educación?

R. Cuando mis dos hijos comenzaron la escuela estaban deseando aprender, todo les generaba curiosidad. Poco a poco, cada vez volvían a casa más desmotivados, hablaban de la escuela como un lugar aburrido y solo les contentaba planear qué harían en su tiempo libre. Fui a hablar con la profesora y me dijo que lo sentía pero que estaba sola con 30 niños y que no disponía de más recursos. Me explicó que había niños que seguían la clase y otros que se distraían. En ese momento ya me había dado cuenta del diseño y su poder de seducción, así que decidí emplearlo en la educación. Empecé a trabajar con pedagogos, profesores y padres. El proyecto de transformación tenía que ser integral.

P. ¿Cuál fue la primera escuela con la que trabajó?

R. Fue en el año 2006 en un colegio de Gentofte, un pueblo cercano a Copenhague. El ayuntamiento puso en marcha en 1999 un proyecto para transformar doce escuelas públicas y yo me encargué posteriormente de una de ellas, la Ordrup School. Durante tres semanas nos colamos en las aulas para ver la forma de trabajar y de moverse de los alumnos y profesores y detectamos que el problema principal era la rigidez del espacio. Permitimos a los niños sentarse en el suelo y trabajar a la luz de una lámpara, colocar post it con sus ideas debajo de las mesas o leer en solitario en tubos circulares. Los profesores, que al principio se mostraban reacios, se dieron cuenta de la importancia de contar con diferentes espacios para la concentración o la colaboración entre los niños y ahí jugaba un papel esencial el mobiliario y su distribución en el aula.

P. ¿Le resultó complicado contar con la colaboración de los profesores?

R. Todo cambio resulta doloroso y al principio todo parecía abocar a la catástrofe. Para que los profesores se sientan cómodos, tienes que trabajar con ellos, y cuando empiezan a ver los resultados, son los primeros en entusiasmarse. Estamos acostumbrados a pensar que los profesores no se reciclan, que durante toda su trayectoria manejan los mismos contenidos y no tienen necesidad de actualizarse, algo que no sucede con otras profesiones como los médicos. Ha llegado el momento de remover los cimientos de la educación, tenemos que ser justos con lo que los niños merecen.

En el caso de este colegio, los resultados fueron excelentes, los niños venían entusiasmados a clase con ganas de explorar las nuevas formas de aprendizaje; las filas de pupitres habían desaparecido. La transformación del espacio físico es el primer paso para poder cambiar la metodología de enseñanza y para que todo esto suceda hace falta la colaboración de los profesores.

Un grupo de niños en una de las mesas orgánicas diseñadas por Rosan Bosch Studio, en la que los alumnos deciden a qué distancia quieren trabajar.
Un grupo de niños en una de las mesas orgánicas diseñadas por Rosan Bosch Studio, en la que los alumnos deciden a qué distancia quieren trabajar. Kim Wendt

P. Las fotos de sus escuelas denotan grandes inversiones económicas. ¿Qué le diría a los colegios que quieren cambiar pero no disponen de tantos recursos?

R. El objetivo no es crear espacios bonitos, sino que contribuyan al cambio. Se pueden hacer proyectos low cost encargando mobiliario a carpinteros locales. No hay un fórmula única, cada escuela tiene que trabajar para encontrar la suya.

P. ¿En qué otros proyectos de innovación educativa ha participado?

R. Fui asesora en el proyecto Building Schools for the Future, impulsado en el año 2000 por el Gobierno británico para remodelar todas las escuelas de secundaria del país antes de 2020. Fue muy enriquecedor participar en coloquios con expertos de diferentes partes del mundo, pero la parte negativa fue la desilusión que generó en el profesorado la paralización del proyecto como consecuencia de la crisis en 2010.

 En otros países como Estados Unidos, los proyectos en los que participa Rosan no debaten sobre la conveniencia de que los niños permanezcan sentados o no. Allí las discusiones están ya en otro nivel. Es el caso del colegio Academy for Global Citizanship en Chicago, donde están desarrollando un programa en el que los niños deben pasar el 25% de su horario escolar fuera de la escuela para estar en contacto con el mundo real. “Tienen que pagar en comercios y calcular las vueltas o conocer cómo funcionan los mercados de alimentos. Aprender a desenvolverse desde pequeños”, explica Rosan. Las paredes y los techos del edificio serán de cristal, para saber si llueve o no o si las temporadas de calor se extienden más de la cuenta. Es un centro educativo sostenible donde los niños tienen que ser conscientes de lo que le pasa al planeta.

 Rosan Bosch inauguró la pasada semana su primer trabajo en España, una nueva estancia para los niños de tres a seis años en el colegio privado Liceo Europa de Zaragoza. En los próximos meses tiene previsto abrir un nuevo estudio en Madrid.

20 libros para que los niños se enamoren de la lectura antes de los 13 años

El hábito de la lectura es algo que hay que ir fomentando desde una edad muy temprana. Un niño que lea desde bien pequeñito es más probable que, al alcanzar la edad adulta, siga practicando esta afición.

La lectura no solo es beneficiosa para el desarrollo cognitivo y psicológico, también fomenta el uso de la imaginación y les ayuda a concentrarse y comprender mejor el mundo que les rodea.

En cualquiera de nuestras Papelería IcrExpress, puedes encontar estos libros y todos los que quieras descubrir. Así como todo el suministro escolar que necesites: http://www.icrexpress.es/tienda/es/content/7-papeleria-a-colegios

Muchos llaman a la lectura “el alimento del cerebro” y es una definición que no le podía venir mejor. Es un hecho demostrado científicamente que la gente que lee habitualmente tiene más neuronas activas que alguien que no lo hace.

Por eso os traemos una lista de 20 libros que todos nuestros hijos, sobrinos, nietos, etc., deberían leer antes de los 13 años. De esta forma sembraremos en ellos la semilla del lector, que si vamos regando poco a poco con nuevos libros, acabará germinando en adultos ávidos de nuevas lecturas.

Adivina cuanto te quiero – Sam McBratney (de 0 a 4 años)

adivina cuanto te quiero

La pequeña liebre quiere demostrarle cuanto quiere a la liebre grande, pero un sentimiento como el amor no se puede medir así como así. Un precioso libro que invita a los niños a expresar sus sentimientos sin miedo.

La pequeña oruga glotona – Eric Carle (de 0 a 4 años)

libros que leer antes de los 13 años 2

Un libro interactivo y despegable que enseña a los más pequeños la magia de la metamorfosis. La pequeña oruga se va desplazando por las hojas de este cuento hasta que, finalmente, se transforma en una preciosa mariposa.

Elmer – David McKee (de 0 a 4 años)

libros que leer antes de los 13 años 3

Elmer es un elefante como todos los demás, pero con una pequeña diferencia, y es que tiene la piel de mil colores diferentes. Azul, verde, amarillo, rojo… Pero a Elmer no le gusta ser diferente y se embarca en una aventura para poder ser gris como toda su manada. Este cuento enseña a los niños los valores del respeto y la tolerancia a la vez que les inculca que ser diferente no es ni mejor ni peor, solo es eso, diferente.

Sapo y Sepo, inseparables – Arnold Lobel (de 4 a 6 años)

libros que leer antes de los 13 años 4

Sapo y Sepo son dos amigos inseparables. Juntos viven emocionantes aventuras, se reparten las galletas y cuidan del jardín.

Yo mataré monstruos por ti – Santi Balmes (a partir de 5 años)

libros que leer antes de los 13 años 5

Marina es una niña que piensa que debajo de su cama existe un mundo donde hay monstruos que caminan boca abajo. Este miedo cambia cuando un día ambos mundos se juntan.

El príncipe Ceniciento – Babette Colle (a partir de 5 años)

libros que leer antes de los 13 años 6

Una vuelta de tuerca al clásico de Charles Perrault. En esta ocasión nos encontramos con Ceniciento, aunque su transformación no será en príncipe, si no en un simio gigante. Mil y una peripecias le sucederán hasta que al final conozca a una princesa.

Caperucita Roja, Verde, Amarilla, Blanca y Azul – Bruno Munari y Enrica Agostinelli (a partir de 6 años)

libros que leer antes de los 13 años 7

El cuento clásico de Caperucita Roja tiene aquí una versión actualizada y más acorde con los tiempos. Este cuento nos narra las aventuras de 5 caperucitas muy listas y preparadas para dejar al lobo sin cena.

Donde viven los monstruos – Maurice Sendak (a partir de 6 años)

libros que leer antes de los 13 años 8

Max es un niño al que le encanta disfrazarse de monstruo y hacer travesuras, pero esta vez se ha pasado y sus padres lo han enviado castigado a su habitación. Todo parece muy aburrido, hasta que su cuarto empieza a convertirse en una selva donde hay más monstruos como él.

Abuelita Opalina – María Puncel (a partir de 7 años)

libros que leer antes de los 13 años 9

Isa tiene que escribir una redacción sobre una de sus abuelas, pero el problema es que no llegó a conocerlas. Entonces se le ocurre la idea de inventarse una abuela imaginaria que reina las mejores cualidades de todas las abuelas de sus amigos.

El Pampinoplas – Consuelo Armijo (a partir de 7 años)

libros que leer antes de los 13 años 10

Boliche va a pasar el fin de semana a casa de su abuelo, que vive en un pueblecito muy pequeño. Pero en el pueblo vive también el Pampinoplas, un tipo al que le gusta hacer trastadas y robar cosas. Pronto descubrirá que el Pampinoplas es amigo de alguien muy cercano.

Un duende a rayas – María Puncel (a partir de 7 años)

libros que leer antes de los 13 años 11

Rayas es un duende que inicia un viaje para descubrir de qué color quiere ser. En su viaje conoce a un duende negro que hace trastadas en venganza a los malos tratos sufridos por una bruja. Rayas le ayuda y, de paso, descubre de qué color quiere ser finalmente.

Memorias de una gallina – Concha López Narváez (a partir de 8 años)

libros que leer antes de los 13 años 12

Carolina es un gallina muy diferente a los demás. Desde muy pequeña es inconformista y cuestiona todas las reglas que le han sido impuestas. Un libro que trata, con mucho humor, las normas de la convivencia y la igualdad.

Fray Perico y su borrico – Juan Muñoz Martín (a partir de 8 años)

libros que leer antes de los 13 años 13

En un convento de Salamanca viven 20 frailes. Allí se presenta Perico con la intención de convertirse en uno de ellos. Al principio los monjes no lo aceptan, pero poco a poco descubren su bondad y que es capaz de hablar con la estatua de San Francisco y todo cambia.

El Principito – Antonie de Saint-Exupéry (a partir de 10 años)

libros que leer antes de los 13 años 14

Un piloto se pierde en el desierto de Sahara donde conoce al Principito. Este chico proviene de otro planeta y tiene una forma de ver la vida muy sencilla y diferente a la de los adultos. Un clásico de la literatura infantil que también pueden disfrutar los adultos debido a su contenido filosófico.

Cuentos en verso para niños perversos- Roald Dahl (a partir de 10 años)

libros que leer antes de los 13 años 15

Una revisión de 6 cuentos clásicos populares con una perspectiva con más acción y humor. Una Blancanieves jefa de una banda de apostadores, Caperucita coleccionando abrigos de piel de lobo o un plan que incluye dinamita para volar la casa de los 3 cerditos, son elementos fundamentales de este libro.

Manolito Gafotas – Elvira Lindo (a partir de 10 años)

libros que leer antes de los 13 años 16

El día a día de Manolito Gafotas y sus amigos en el barrio de Carabanchel es como el de cualquier otro niño. Con una imaginación desbordante y unos personajes llenos de carisma, Elvira Lindo nos cuenta las aventuras de este ya clásico y famoso personaje de la literatura española.

Harry Potter y la piedra filosofal . J.K Rowling (a partir de 10 años)

libros que leer antes de los 13 años 17

Poca gente hay en el mundo que no conozca a Harry Potter. Este es el primer libro de la saga, que nos introduce en el mágico mundo de Potter y la escuela de magos más famosa del mundo, Hogwarts.

Matilda – Roald Dahl (a partir de 12 años)

libros que leer antes de los 13 años 18

Matilda es una niña de 5 años a la que le encanta leer. Con tan pocos años ya ha leído una cantidad enorme de libros, pero sus padres no se preocupan mucho por ella y prefieren sentarla delante de la televisión en lugar de comprarle más libros. Un día Matilda descubre que tiene un don especial que ningún otro niño tiene.

Momo – Michael Ende (a partir de 12 años)

libros que leer antes de los 13 años 19

Momo es una niña con una habilidad muy rara en su mundo, la de saber escuchar. Esto hace que se convierta en un serio peligro para los planes de los hombres de gris, cuyo objetivo es hacer que la gente se olvide de todo lo que ellos no consideran importante y se concentren solo en ahorrar tiempo para después robárselo.

Charlie y la fábrica de chocolate – Roald Dahl (a partir de 12 años)

libros que leer antes de los 13 años 20

Charlie es un joven que vive en su pequeña y ruinosa casa con sus padres y sus 4 abuelos. Un día consigue un ticket dorado que le servirá para visitar la fabrica de golosinas más grande del mundo.

Con estos libros los más pequeños empezarán con buen pie en el mundo de la lectura. Seguro que de mayores recuerdan estas historias con cariño y con ganas de volver a leerlas.

Fuente: Mundo Primaria

La mejor témpera sólida escolar

Os acordáis de Playcolor de Instant?

Hoy os presentamos su colección de témperas escolares sólidas, ideales para el manejo de los más pequeños ya sea en casa, o en el colegio.

Antes de nada, deciros que lo mejor de estas témperas es que nos ahorramos el tener que usarlas con pincel, (ya sabemos como se llevan los niños con los pinceles) con estas témperas que podrán usar los más peques, nos aseguramos de que no manchen tanto, gracias a su formato en barra.

Puedes encontrar toda esta espectacular gama de productos en cualquiera de nuestras Papelerías IcrExpress o en el siguiente enlace: http://www.icrexpress.es/tienda/es/17-SUMINISTROESCOLAR

Playcolor, de Instant, pone a nuestra disposición una serie de productos para manualidades al alcance de todos, que podéis descubrir en este mismo post, aunque si bien, estáis interesados en conocer más sobre cada producto en partircular, os invitamos a visitar este vídeo.

 PLAYCOLOR POCKET Y ONE
temperas playcolor, instant, vuelta al cole, tempera solida (3)

PLAYCOLOR ONE 12 COLORES y PLAYCOLOR POCKET CON ESTUCHE DE 6 COLORES.

temperas playcolor, instant, vuelta al cole, tempera solida (4)

Para una mayor creatividad, encontramos en la varidad pocket y One de colores FLUO, una variedad de temperas con acabado brillante en tonos fluorescentes.

Los estuches pocket, nos proporcionan seis colores FLUO “largos” y los One son esta ocasión de un tamaño más pequeño.

Puedes descubrir más de ellos aquí: (Enlace PLAYCOLOR FLUO)

temperas playcolor, instant, vuelta al cole, tempera solida (9)
 PLAYCOLOR POCKET Y ONE, METALLIC
temperas playcolor, instant, vuelta al cole, tempera solida (5)

Uno de los productos más innovadores de Instant son las témperas sólidas metálicas, también en barra, nos garantizan un dibujo trazado y preciso. Nos imaginamos que para estas futuras Navidades, serán unos productos muy imprescindibles en las aulas de manualidades y murales navideños. ¿Vosotras qué opináis?  Podréis ver más sobre los estuches aquí y aquí.

PLAYCOLOR ONE Y POCKET TEXTIL
temperas playcolor, instant, vuelta al cole, tempera solida (6)

¿Decorar camisetas, zapatos, pantalones con témperas? Ahora es posible hacerlo de una forma más limpia, coloquialmente hablando. Con las variedades de témperas sólidas Playcolor, Pocket y One, podréis decorar con vuestros hijos sus prendas, y dejar volar su imaginación.

No te pierdas más sobre los estuches de Playcolor Textil desde AQUÍ.

Nota: Las témperas Playcolor de Instant no arrugan el papel, no necesitan barniz.

Están especialmente diseñadas especialmente para su uso escolar sobretodo para dibujar y pintar de una nueva manera más, fácil, limpia y divertida.

Con ellas podemos pintar sobre papel, cartulina, madera, cartón, etc…Con una aplicación directa y sin necesidad de añadir agua.

¡¡SUPER PRODUCTO!!
Glu X treme El Bricopegamento Escolar
temperas playcolor, instant, vuelta al cole, tempera solida (1)

Para pegar materiales porosos con: madera, metal, vidrio, cerámica, porexpán, plásticos, corcho, cuero, tejidos, papel, cartón…

Uso escolar. Para decoración, reparación, y trabajos manuales.

Fija en segundos. Gran poder adhesivo. (Descúbrelo a fondo Aquí)

Adhesivo Especial Instant para Goma Eva
temperas playcolor, instant, vuelta al cole, tempera solida (10)

Fácil aplicación gracias a su mango antideslizante. Pegado instantáneo y sin disolventes.

Juegos para fomentar la autoestima en las clases

En la actualidad existen muchos ‪‎juegos‬ y actividades didácticas‬ que permiten educar‬ a los ‪‎niños‬ de corta edad, los cuales brindan excelentes resultados ya que les permiten asimilar rápidamente nuevos ‪‎conocimientos‬.
Encuentra en nuestra amplia variedad de ‪‎JuegosDidácticos‬, todos los que estés buscando en #‎PapeleríaIcrExpress‬ o en nuestra tienda online  No dejes de visitarnos!

Pero hoy vamos a hablar de los juegos para levantar la autoestima que se pueden realizar en el aula.

Cada vez más centros, y profesores a título particular, piden herramientas para trabajar las emociones y la autoestima en el aula, como parte de la formación integral de sus alumnos. Puede ayudar a prevenir males mayores, conflictos, casos de bullying y acoso escolar, en ocasiones con un final dramático. Las educadoras de la escuela infantil Arlequín, en Fuenlabrada (Madrid), han realizado cursos para iniciar un programa de inteligencia emocional este año. “Hacemos asambleas donde decimos si estamos contentos o tristes, enfadados o aburridos; trabajamos la empatía y la asertividad”, enumera la directora, Laura Santana.

La escuela de desarrollo emocional y social Afectiva organiza una extraescolar en el colegio público Francisco Arranz a instancias de la asociación de padres y madres de alumnos (AMPA). “Ha de ser una autoestima ajustada y realista; que sean conscientes de sus cualidades y capacidades, pero también de en qué pueden mejorar, de cuáles son sus limitaciones”, matiza Raquel Burguillo, una de las psicólogas del equipo de Afectiva.

“Lo fundamental es pensar lo que decimos a los demás, lo que nos dicen y lo que sentimos”, dice una psicóloga

“No hace falta hacer cosas muy complicadas, a veces basta con consejos pequeños y cotidianos aplicados de manera constante”, interviene Rocío López, maestra especializada en innovación y directora de comunicación del portal Edúkame. Algo tan básico como reconocer las cualidades de los niños. “Tenemos tendencia a centrarnos en lo negativo, para corregir”. Y no caer en lo que los expertos denominan profecías autocumplidas: “No vas a ser capaz”, “Eres un pesado”… El interpelado, efectivamente, termina por no ser capaz y ser un pesado. “Un buen profesor sabe potenciar la autoestima de sus alumnos elogiando los pequeños progresos y esfuerzos realizados; para ello debe usar un lenguaje positivo, hacer que cada alumno se sienta valioso por lo que es, por lo que siente y por lo que hace”, tercia la psicóloga infantil Sara Tarrés, que ofrece varias recomendaciones más: “Ayudar al desarrollo de aptitudes que el niño tenga, fomentar la comunicación, trabajar hábitos de estudio, huir de las comparaciones y etiquetas, evitar resaltar las cualidades negativas delante de otros niños o adultos, criticar de forma constructiva los trabajos realizados”.

El juego, asegura Tarrés, es “primordial para el desarrollo de la autoestima del niño”. A continuación proponemos algunos.

Infantil

Carteles con autoconceptos. El profesor coloca en distintas partes de la clase carteles con cualidades académicas, sociales o físicas. “Soy simpático”, “Juego muy bien al fútbol”, “Soy listo”. Los carteles son como los de algunas publicidades, con pequeñas pestañas con el teléfono del anunciante en su parte inferior. Los niños corren hacia el cartel que creen que los define mejor, arrancan una de sus pestañas y la pegan en un dibujo de ellos mismos que previamente han realizado.

La silla caliente. Un alumno se sienta en una silla y el resto va pasando por delante diciéndole qué le gusta de él o ella, o qué le hace sentir bien. “Vemos cómo algunos se ruborizan o se sienten incómodos; no están acostumbrados a que les digan cosas positivas”, constatan desde el equipo de Afectiva.

Uno de los trabajos del taller de desarrollo emocional de Afectiva.
Uno de los trabajos del taller de desarrollo emocional de Afectiva.

Juego de las estatuas. Sirve para trabajar las emociones. Mientras suena la música, los niños bailan; cuando para, cada uno debe quedarse quieto, reflejando una emoción en su rostro, y sus compañeros han de adivinar de qué emoción se trata.

Primaria

Reparto de estrellas. Los niños se sientan en el suelo, en círculo. El maestro dice algo positivo de cada uno al tiempo que le entrega una estrella de papel o pegatina. A lo largo de la sesión, cada niño debe decir algo positivo de los compañeros que tiene a ambos lados mientras les entrega una estrella. “Lo fundamental es pensar en lo que decimos a los demás, lo que nos dicen y lo que sentimos”, plantea la psicóloga Sara Tarrés.

Caja del tesoro oculto. El docente esconde un espejo en una caja y explica que dentro hay un tesoro único. “Generaremos así expectativa”, aduce Tarrés. Los alumnos abrirán la caja de uno en uno, sin decir a nadie lo que contiene. Al final, el profesor les pedirá que digan en voz alta qué tesoro han visto, y les preguntará por aquello que ellos creen que los hace únicos y especiales, irrepetibles, maravillosos.

Las gafas positivas. El maestro pedirá a sus alumnos que hagan el gesto de ponerse unas gafas imaginarias y muy especiales, a través de las cuales verán solo lo positivo que hay en el mundo. Cada uno se dibujará en el centro de un folio, indicando su nombre. Estos folios irán pasando de mesa en mesa y los niños, todos con sus gafas positivas colocadas, irán escribiendo cualidades de sus compañeros. “Me ayuda con los deberes” o “Aprende muy rápido”. Es importante que el docente también haga su aportación, firmada. “Estos mensajes alimentarán la confianza del niño a través del reconocimiento de los compañeros y del docente, que es un referente clave en su vida”, sostenía Rocío López en un artículo publicado en la revista Educación 3.0.

Una variante de esta dinámica consiste en que cada niño o niña se cuelga un folio en la espalda con su nombre y el resto escribe cosas buenas de él o ella. Para terminar, todos comparten sus impresiones y emociones en una asamblea.

Juego de mímica. Cada chaval anota cosas que se le dan bien y otras que le gustaría mejorar. A continuación expone, utilizando la mímica, aquello en lo que es bueno, y sus compañeros tendrán que adivinarlo.

Hoy te enseño yo. Actividad que también funciona en secundaria. Se trata de organizar en el aula minitalleres impartidos por los propios alumnos, a los que podrá apuntarse el resto de la clase. Los pequeños profesores diseñarán sus talleres en función de sus propios intereses, mostrando, por ejemplo, cómo hacer un truco de magia, cómo dar muchos toques con el balón sin que caiga el suelo, cuánto saben sobre Star Wars o cómo programar un videojuego.

Secundaria

Hay una carta para ti. Cada alumno escribe tres virtudes y tres defectos que crea tener en una hoja de papel, que guardará en un sobre. El sobre irá pasando por todos los compañeros, que habrán de sumar otras tres cualidades, pero no defectos. Cada alumno leerá todo lo bueno que los demás piensan de él. “El objetivo es que lleguen a entender que todos somos distintos y, si bien todos tenemos defectos, también tenemos muchas cualidades que el resto aprecia”, argumenta Tarrés.

Anuncios de contactos. A la entrada del aula se coloca un folio con dos columnas: en la primera, cada alumno indicará qué puede ofrecer a los demás (enseñar matemáticas, coger las cosas de los armarios más altos); en la segunda escribirá sus necesidades, o qué le gustaría aprender de sus compañeros (clases de dibujo, apoyo en ciencias). “Descubrimos a nuestros alumnos cualidades y capacidades de sí mismos que desconocían o creían no tener, y reforzamos su vínculo con compañeros y maestro, favoreciendo su inclusión dentro del grupo”, dice López.

Véndete. Los chicos y chicas habrán de inventarse un anuncio para venderse a ellos mismos, lo que les supondrá reflexionar sobre sus cosas buenas, para que los demás los compren. Lo expondrán delante de sus compañeros.

¡Fuera etiquetas! La dinámica permite reflexionar sobre las etiquetas, buenas y malas, que vienen impuestas desde el exterior y que nos condicionan. Vago, torpe, desordenado, guapo, empollón. El alumno las escribe en pegatinas blancas y se las va pegando por el cuerpo. Tras una puesta en común en asamblea, decide con cuáles se queda y se quita las que no quiere. “Les ayuda a entender que vale, me han puesto etiquetas y las he aceptado, pero tengo el poder de cambiarlas o quitármelas”, indica el equipo de Afectiva.

Comunidad educativa

Buzón de sugerencias. Que los conflictos no se queden cociéndose en silencio, que los problemas salgan a la luz y se hablen resulta fundamental para detectar a tiempo, antes de que sea demasiado tarde, casos de baja autoestima, bullying o acoso escolar. Desde este convencimiento, el equipo de Afectiva propone un buzón de sugerencias, para todo el centro o por aula, donde los alumnos puedan comunicarse, escribir sus quejas, expresarse sobre lo que les gusta y lo que no de su grupo o de su centro.

Ideas para decorar la puerta de tu clase en Halloween

Desde Papelerías IcrExpress siempre hemos pensado en esas fiestas o días especiales que en los colegio y en casa siempre tenemos presentes para trabajar con nuestros niños.

Una de esas fechas señaladas es Halloween y en nuestro blog no queremos dejar pasar la oportunidad de recomedaros una serie de ideas para que vuestras clases se queden super chulas y divertidas y que vuestros alumnos disfruten al entrar en ellas.

Empezamos con estas Ideas para decorar tu clase en halloween empezando por lo primero que ven nuestros alumnos la puerta de clase.

Ya sabes que todo el material que necesites lo puedes encontrar en nuestras Papelerías IcrExpress o en nuestra tienda online www.icrexpress.es

MI CLASE ES UNA MOMIA

mi clase es una momia ahhh

MI CLASE ES FRANKESTEIN

MI CLASE ES EL MONSTRUO DE FRANKESTEIN

MI CLASE ES UN FANTASMA

MI CLASE ES UN FANTASMA

MI CLASE ES UNA CALABAZA

MI CLASE ES UNA CALABAZA

MI CLASE ES UN VAMPIRO

MI CLASE ES UN VAMPIRO

MI CLASE ES UN MONSTRUO

MI CLASE ES UN MONSTRUO 1
MI CLASE ES UN MONSTRUO 2

Consejos para preparar la vuelta al cole

La planificación previa ayuda a que el estudiante se adapte de nuevo al ritmo académico sin dificultad. En Papelerías IcrExpress te queremos dar ocho consejos para preparar la vuelta al cole!

1. Adaptar de modo progresivo los horarios

Durante los meses de verano, los horarios de los estudiantes se modifican de forma sustancial y se vuelven más flexibles. En general, se acuestan y se despiertan más tarde de lo normal, e incluso, las comidas se retrasan respecto al periodo escolar. Para que la vuelta a la rutina no suponga un cambio brusco en estos hábitos de sueño y alimentación, los especialistas recomiendan adaptar progresivamente los horarios en las semanas previas al inicio del curso. De este modo, se evita que los escolares tengan síntomas de cansancio cuando comiencen las clases y que esto afecte a su rendimiento.

2. Preparar el material escolar

Libros de texto, mochila, uniforme… Antes de comenzar las clases, es necesario preparar todo el material y el equipamiento que los escolares deben llevar a las aulas durante el curso escolar. Es recomendable también revisar los materiales y ropa del curso anterior para comprobar si se pueden utilizar de nuevo o contactar con familiares y amigos que estén dispuestos a prestar o ceder aquello que se les ha quedado ya obsoleto.

vuelta-al-cole-II

Hay que remitirse a la lista de material y equipamiento que proporciona el centro

Hay que remitirse a la lista de material y equipamiento que proporciona el centro escolar y ceñirse a sus especificaciones. En caso de dudas, es aconsejable contactar con el colegio para aclararlas o preguntar a otros padres cuyos hijos ya pasaron en años anteriores por el curso al que asistirá el estudiante. En el momento de adquirir los materiales, los progenitores también deben verificar que cumplen las garantías de seguridad necesarias para evitar posibles intoxicaciones o riesgos.

3. Evitar la ansiedad

En muchas ocasiones, enfrentarse al primer día de clase crea tensión y ansiedad en los escolares y, en algunos casos, también en sus padres, sobre todo cuando el estudiante asiste al colegio por primera vez, inicia un nuevo ciclo académico o cambia de colegio. La angustia por la separación o la incertidumbre por encontrarse con nuevos profesores y compañeros se puede minimizar si los progenitores “transmiten a sus hijos un enfoque positivo de lo que representa la vuelta al cole”, tal como afirma la psicóloga infantil Esther Cuyás.

 primer-diaportadae

Es relevante dejar que el escolar exponga sus miedos y sus temores

Esta especialista apunta que es muy importante la comunicación. Por una parte, los padres deben intentar explicar a los hijos de forma detallada qué se van a encontrar en sus primeros días de clase, repasar con ellos sus horarios y transmitirles tranquilidad y calma ante la nueva situación. Por otra, es relevante dejar que el escolar exponga sus miedos y sus temores e intentar dar respuesta a todas sus dudas.

4. Cambiar los hábitos alimenticios

Distintos estudios e investigaciones insisten en la relevancia de la alimentación en el rendimiento escolar. En los meses estivales, es frecuente que se cambien los hábitos alimenticios, por lo que al comienzo del curso se debe adoptar de nuevo una dieta equilibrada para estudiar. Un desayuno completo y bien planificado y un almuerzo variado y saludable son algunas de las recomendaciones de los especialistas en nutrición.

5. Recopilar información del centro

El colegio es el lugar donde los niños pasarán gran parte de su jornada diaria. Por este motivo, es esencial que los padres recopilen con antelación toda la información relativa al centro al que acudirán sus hijos. Además de los datos básicos, como los horarios de apertura y cierre, la ubicación de los edificios o los teléfonos de contacto, los progenitores deben informarse de otros aspectos como la normativa del centro para las entradas y salidas o respecto a los uniformes o vestimenta de los alumnos, si deben llevar merienda y cómo debe ser o los servicios médicos que se prestan a los estudiantes.

6. Confirmar los servicios complementarios

La mayoría de los centros escolares ofrecen a los alumnos servicios complementarios a los estrictamente académicos. En algunos casos, están orientados a facilitar la conciliación de la vida laboral y familiar de los progenitores, como las denominadas aulas matinales, que reciben a los alumnos por la mañana, antes de comenzar las clases, o los servicios de comedor escolar. En ambos casos, es necesario obtener de forma previa la información relativa a las condiciones y coste de estos servicios para poder planificar con tiempo la agenda y el presupuesto familiar.

7. Verificar los transportes

Una vez que se conocen los horarios de entrada y salida del centro, es recomendable verificar el tiempo necesario para trasladarse desde el domicilio y evitar retrasos en los primeros días de clase. Una buena idea es hacer una prueba del trayecto (en el propio automóvil, a pie o en transporte público, según el caso) unos días antes, a la misma hora en la que está previsto, para que el cálculo se pueda hacer con las mismas condiciones de tráfico o de volumen da pasajeros. Quienes opten por el autobús escolar deben confirmar los horarios de recogida y comprobar el tiempo de traslado hasta la parada.

8. Planificar las actividades extraescolares

La mayoría del alumnado de Primaria y Secundaria incluye en su agenda una o varias actividades extraescolares semanales. Los distintos estudios realizados sobre la repercusión de estas actividades en los alumnos indican que si están bien organizadas y estructuradas pueden beneficiar el rendimiento académico y favorecer el desarrollo de la madurez y de distintas competencias interpersonales y sociales.

Las actividades extraescolares se deben compaginar con un tiempo dedicado al descanso

Los padres deben considerar dos aspectos esenciales al planificar las actividades extraescolares: compaginarlas con un tiempo dedicado al descanso, ocio, juego y a situaciones de esparcimiento con la familia, y elegir las más idóneas según la edad, las capacidades del niño, sus gustos y preferencias.

28 preguntas para hacer a los niños en vez de “¿qué tal en el cole?”

En Papelerías Icr Express , especialistas en suministro escolar, terminamos la semana con un post un poco diferente. Hoy toca hablar de niños y las conversaciones que tenemos con ellos sobre su jornada en el cole.

Si eres madre o padre, seguro que lo que te voy a contar te va a sonar mucho… Lo has vivido.
Y el post de hoy te va a interesar mucho.

Todos los días cuando llego a casa, después de un rato, pregunto a los niños:
¿Qué tal en el cole hoy?
 Me suelen contestar: ¡Bien! y poco más…
Sigo… Pero, ¿Qué has hecho?: ¡Nada! Jugar… Pintar… Hacer fichas…
Luego empieza el interrogatorio:
Pero bueno, algo más has hecho ¿no?

 Empecé hace unas semanas con una preguntar nueva:
¿Qué es lo que más te ha gustado en todo el día?
Esa, ya les gusta más… Piensan antes de contestar y me responden con más detalle.
Por ejemplo, Chloé me estuvo diciendo durante días que le gusta el momento de “relajación“. De hecho, ni siquiera me había enterado que hacían “relajación”. Algunos días,  por la tarde, la tutora pone música suave, y los niños se tumban en la mesa… Unos se duermen, otros descansan, desconectan un poco. Me parece una muy buena idea para que los niños se estén tranquilos y puedan disfrutar de un rato de silencio.

Hace poco, leí un artículo en francés. Una madre comentaba que pasaba por lo mismo que yo, y se dio cuenta de que, quizás, la pregunta ¿Qué tal en el cole hoy? era muy amplia de contestar poco interesante. Pensó en otras preguntas más divertidas y entretenidas, que quiero compartir hoy contigo, juntas con algunas que he añadido yo.

Tu hijo/a te contestará a estas preguntas:

1 – ¿Qué has comido a mediodía?

2 – ¿Has visto alguien meterse los dedos en la nariz?

3 – ¿A qué juego has jugado en el recreo?

4 – ¿Cuál es la cosa más divertida que te ha pasado hoy?

5 – ¿Hay alguien que ha hecho algo bueno para ti o te haya ayudado?

6 – ¿Has ayudado a alguien?

7 – ¿Quién te ha hecho reír hoy?

8 – ¿Qué tutor/a sobreviviría a una ataque zombi? ¿Por qué?

9 – ¿Has aprendido algo nuevo hoy?

10 – ¿Quién ha llevado el mejor almuerzo? ¿Qué era?

11 – ¿Qué reto has afrontado hoy?

12 – ¿Qué nota le pondrías a tu jornada de hoy, del 1 al 10? ¿Por qué?

13 – Si fueses tutor/a, ¿qué materia te gustaría enseñar?

14 – ¿Alguien te ha hecho enfadar hoy?

15 – ¿Cuál es la norma más importante de tu tutor/a?

16 – ¿Cuál es la cosa más divertida que puedes hacer durante el recreo?

17 – ¿A quién se parece tu tutor/a? De qué forma?

18 – ¿Cuéntame algo que has aprendido sobre tus amigos hoy?

19 – ¿Qué has hecho hoy que ha sido útil?

20 – ¿Cuándo te has sentido lo más orgulloso hoy?

21 – ¿Cuál ha sido la norma más difícil de respectar hoy?

22 – ¿Cuál es la cosa más importante que te gustaría aprender antes de fin de año?

23 – ¿A qué más te gusta jugar en el recreo?

24 – Si pudieras elegir con quién te sentarías al lado, ¿quién elegirías?

25 – Dime una palabra nueva que has oído/aprendido hoy.

26 – ¿Cuál ha sido la cosa más aburrida que has hecho hoy?

27 – ¿Quién tenía el peinado más bonito?

28 – ¿Con quién te gustaría jugar más?

Estoy seguro de que obtendrás unas respuestas sorprendentes. No hace falta que se las hagas todas, pero por lo menos ya tienes unas cuantas ideas.

Me parece que se puede convertir en un rato divertido para pasar juntos. A veces las prisas del día a día son malas, y hay que sacar tiempo de donde sea para sentarnos con los niños y tener una conversación en familia. Seguro que, con preguntas más concretas, nos enteraremos de más cosas que les pasan en su jornada.

Fuente: http://fdefifi.blogspot.com.es/2016/04/28-preguntas-alternativas-que-tal-cole.html?m=1

Témpera sólida escolar

Descubre la témpera sólida, para dibujar y pintar de una nueva manera más, fácil, limpia y divertida. No arruga el papel, no necesita barniz. Para pintar sobre papel, cartulina, madera, cartón, etc. Aplicación directa sin necesidad de añadir agua.

En el siguiente tutorial , podrás descubrir las ventajas de la témpera sólida escolar para realizar tus pinturas y manualidades, descúbrela en el siguiente vídeo y no olvides que puedes conseguir este tipo de Témperas en nuestras Papelerías IcrExpress o directamente en nuestra tienda online http://www.icrexpress.es/tienda/es/189-TEMPERAS de la forma más cómoda. Aprende con este tutorial a utilizarlas!

Tipos de papel para Papiroflexia

En el mundo de la Papiroflexia, como explicaremos a continuación, es fundamental el tipo de papel que elegimos, hoy te contamos los distintos tipos de papel que podéis utilizar a la hora de hacer vuestra figuras de Papiroflexia.
Ya sabes que puedes conseguir el papel que necesites siempre en Papelerías IcrExpress o en http://www.icrexpress.es/tienda/es/17-SUMINISTROESCOLAR

Tipos de Papel

Lo mejor de la Papiroflexia es que cualquier papel nos vale. Si después de mucha práctica queremos mejorar nuestras figuras, venden papeles especiales para poder hacer las figuras.
Pero lo más importante es que con un simple papel que esté utilizado o ya no tenga valor, antes de tirarlo a reciclar, se le puede dar un último uso haciendo una figura de Papiroflexia.

Yo que trabajo en colegios de Primaria, tengo a mi disposición muchos papeles para poder trabajar. Siempre hay fichas o fotocopias que sobran o que ya están corregidas y antes de tirarlas a la papelera, podemos reutilizarla. No es necesario usar folios nuevos, con los que ya hemos utilizado nos sirve para hacer nuestras figuras.

También se puede utilizar papel charol, una de cuyas caraterísticas es que tiene color por ambos lados (en la mayoría de los casos siempre es el blanco uno de ellos). Ello nos permite realizar algunas figuras y jugar con los colores. Por ejemplo:

En la imagen anterior, esta figura llamada “Parejarita”, con un solo papel, con un color a cada lado, podemos hacer una figura cuyo resultado es el que se ve, cada pajarita es de un solo color. Otro ejemplo:

En esta imagen vemos a un par de palomas con dos colores cada una.

En mis colegios y en casa suelo utilizar también folios de colores. En papelerías, bazares o tiendas de todo a 100, siempre suele haber folios de colores. Podemos encontrar packs de 5 o 10 colores y de entre 50 o 500 folios. En papelerías especializadas podemos encontrar gran variedad de colores. Os recomiendo echar un vistazo a unas cuantas tiendas antes de comprar o decidiros por un pack. Los precios pueden variar de un bazar o de una papelería a otra. También recomiendo buscar packs con la mayor variedad de colores posibles. Los olores fosforecentes suelen resultar más caros que los colores normales.
También podéis buscar papelerías en Internet que os vendan colores variados difíciles de encontrar en los packs, como marrón, negro o morado, aunque hay que tener en cuenta los gastos de envío y las cantidades mínimas que a veces pueden pedirnos.

Pero lo que recomiendo antes de comprar cualquier papel de color, es esperar un poco y perfeccionar nuestra técnica usando papeles para reciclar o que ya hallamos usado.

Yo suelo sugeris que se empiece a hacer figuras con papeles usados y una vez que se dominan los pliegues y nos vayan quedando figuras más perfectas, pasar a continuación a realizar figuras con folios de colores. Los resultados son espectaculares y conseguimos motivar mucho a los niños o a cualquier persona. Un ejemplo de ello:

Vemos una estrella modular hecha con numerosos papeles de colores y que queda muy bonita, mucha más que si solo la hacemos de un solo color.

Como cualquier tipo de papel nos puede valer, podemos utilizar también TODA esa cantidad ingente de publicidad que inunda nuestros buzones. Como son papeles de muchos colores generalmente, los resultados de nuestras figuras son bastante espectaculares.
En una próxima entrada os dejaré un as fotos de figuras que tengo hechas con publicidad, revistas y hasta con un ticket de aparcamiento!!!

Y para terminar os dejo un listado de varios tipos de papel que podéis utilizar una vez que dominéis las figuras y queráis hacer figuras más espectaculares:

  • Papel afiche

Es indicado para “aprender”, viene en muchos colores y es dúctil y fácil de plegar. Es apropiado para flores y animales bidimensionales de pocos pliegues.

  • Papel misionero o Kraft

Es uno de los papeles más resistentes debido a que sus fibras son muy elásticas. Esto lo hace apropiado para hacer figuras que impliquen un trato duro al papel, especialmente cuando hay que revertir pliegues que quedan dentro de la figura. Es especial para hacer animales complejos con muchos pasos y todo tipo de figuras con formas orgánicas. No es apto para algunas cajas porque debido a la elasticidad de las fibras tienden a deformarse.

  • Cartulinas

EstEformada por fibras rú„idas que en el plegado se quiebran y dejan una marca definitiva. A su vez, es un material con cuerpo por lo que es indicado para cajas, sobres y carpetas. Pero no lo es para aquellas figuras que acumulan pliegues ya que se suele quebrar o rasgar en esos puntos de acumulación. También es útil para figuras simples de pocos pliegues y en especial para la construcción de origami modular.

  • Papel barrilete o de seda

Es un papel muy frágil. Puede usarse en figuras en las que las capas de papel se superponen en dos o tres capas.

  • Cartulina bifaz

Es una cartulina que en un lado es de un color y del otro es blanca o de otro color. Es indicada para aquellas figuras que una vez terminadas presentan en su superficie partes de ambos lados, dando como resultado una figura de dos colores.

  • Papel metalizado

Conserva la forma que se le da aunque tiene el inconveniente de resquebrajarse si se hacen muchos pliegues. Es un papel muy vistoso, en especial para cajas, pero en este caso debe usarse unido a una cartulina, ya que es bastante frágil. También se usa para pequeños insectos.

  • Papel vegetal o transparente

Deja a la vista los pliegues internos de la figura y realza los bordes y las lú‹eas. Se usa para figuras planas u origami modular

Y para terminar os dejo un par de videos sencillitos para que veais qué se puede hacer con papeles que tengan un color por cada cara.

Os dejo a continuación un vídeo para que veáis cómo quedan las figuras de papel utilizando un papel con color en ambos lados: