Cuadernos de escritura para este verano

Hoy os sugerimos unos sencillos cuadernos de lectura y escritura con actividades variadas (escritura, matemáticas, juegos cognitivos, etc.) ideales para practicar este verano en la etapa de infantil y primaria. Una actividad entretenida con la que repasarán todo lo aprendido durante en año de una forma lúdica y divertida.

Ya sabes que en Papelería IcrExpress puedes encontrar todo tipo de cuadernos de escritura y matemáticas y el material didáctico que podais necesitar, visítanos en: https://www.icrexpress.es/ESCRITURARUBIO

Las zonas gráficas de la escritura

Es interesante también distinguir las zonas gráficas de la escritura en los niños para ver qué area cognitiva está desarrollando más en su cerebro, de esta forma nos encontraremos con tres zonas.

Distinguimos tres zonas en toda escritura:

cuadernos-de-escritura-1-las-vocales-11-638Zona central: en la que se desarrolla el Yo y los afectos de la persona, y se establece una dimensión de unos 2,5 mm como norma.

Zona alta: se refiere a las crestas de las letras como la l, d, h y f, que deben tener una longitud de entre 7 y 9 milímetros. Esta zona representa el mundo de las ideas, el intelecto y la voluntad consciente.

Zona baja: en este caso nos referimos a los pies de letras como la j, la g o la y, que también deben tener una longitud de entre 7 y 9 milímetros. Se corresponde con el mundo instintivo, las necesidades básicas, la perseverancia y la fuerza vital.

Estas son las dimensiones normativas para cualquier letra adulta. No obstante, teniendo en cuenta que los niños están en proceso de aprendizaje de los movimientos de la escritura, en las primeras etapas su tendencia es la de ejecutar letras de un tamaño mayor al que hemos indicado.

Recuerda que en Papelería IcrExpress puedes encontrar todo tipo de cuadernos de escritura y matemáticas y el material didáctico que podais necesitar, visítanos en: https://www.icrexpress.es/SUMINISTROESCOLAR

 

La importancia de un buen mobiliario escolar

Hablamos constantemente de ergonomía en el puesto de trabajo y de cómo un buen mobiliario puede evitar riesgos para nuestra salud. Pero, ¿hemos pensado en la ergonomía de los más pequeños? Los niños dedican una tercera parte del día a las actividades escolares. Y los problemas de espalda aparecen a una edad cada vez más temprana. Para prevenirlos es conveniente darles una buena educación postural pero también contar con el mobiliario que más se adecúe a sus necesidades y a sus características antropométricas.

En la Papelería Online ICREXPRESS contamos con todo el mobiliario escolar ergonómico y adaptado a tus necesidades, encuentra lo que buscas en el siguiente enlace: Mobiliario escolar .

Hablamos constantemente de ergonomía en el puesto http://www.icrexpress.es/tienda/es/17-SUMINISTROESCOLAR de trabajo y de cómo un buen mobiliario puede evitar riesgos para nuestra salud. Pero, ¿hemos pensado en la ergonomía de los más pequeños? Los niños dedican una tercera parte del día a las actividades escolares. Y los problemas de espalda aparecen a una edad cada vez más temprana. Para prevenirlos es conveniente darles una buena educación postural pero también contar con el mobiliario que más seadecue a sus necesidades y a sus características antropométricas.

 La aplicación de los criterios ergonómicos, pero, presenta dificultad al tratarse de una población con características diversas según las edades. Según indica el Instituto de la Juventud del Ministerio de Sanidad (INJUVE), se debe tener en cuenta la talla de los individuos a la hora de seleccionar y distribuir el mobiliario escolar entre las distintas clases, ya que eso repercute en la adopción de posturas incorrectas. También conviene pensar para qué tareas van a ser usados, de modo que no se utilizará el mismo mobiliario en un aula normal que en el aula de informática.

Recogemos algunas indicaciones del INJUVE sobre qué características debe presentar el mobiliario escolar y cómo debe ser utilizado. Cumplir con ellas puede ayudar a mejorar su rendimiento y a conseguir una buena calidad de vida en el futuro.

  • Debe ser de tamaño adecuado, teniendo en cuenta la edad, la talla y crecimiento del alumno.
  • La silla será regulable en altura, fondo y respaldo del asiento para favorecer que el niño se siente con la pelvis atrás, piernas en ángulo recto, espalda recta apoyada en el respaldo y con los pies apoyados en el suelo.
  • En caso de no utilizar sillas regulables, conviene seleccionar el modelo adecuado para cada edad.
  • La mesa deberá ser regulable en altura, además de tener una superficie que combine inclinación y horizontalidad.
  • Buscar una combinación silla-mesa adecuada. El uso de una silla no recomendada para su altura hace que tiendan a mantener una postura flexionada de la columna, a no apoyar los pies en el suelo, y a no usar el respaldo.
  • El mobiliario se debe poder adaptar al trabajo individual y grupal.
  • Se debe apostar por materiales con alta durabilidad como la madera, evitando las estructuras metálicas que a la larga se oxidan.
  • Utilizar muebles con cantos redondeados y evitar que tengan zonas donde los niños puedan meter los dedos y hacerse daño.
  • Las pinturas y las colas empleadas en la construcción del mueble no deben ser tóxicas o peligrosas.

 La aplicación de los criterios ergonómicos, pero, presenta dificultad al tratarse de una población con características diversas según las edades. Según indica el Instituto de la Juventud del Ministerio de Sanidad (INJUVE), se debe tener en cuenta la talla de los individuos a la hora de seleccionar y distribuir el mobiliario escolar entre las distintas clases, ya que eso repercute en la adopción de posturas incorrectas. También conviene pensar para qué tareas van a ser usados, de modo que no se utilizará el mismo mobiliario en un aula normal que en el aula de informática.

Recogemos algunas indicaciones del INJUVE sobre qué características debe presentar el mobiliario escolar y cómo debe ser utilizado. Cumplir con ellas puede ayudar a mejorar su rendimiento y a conseguir una buena calidad de vida en el futuro.

FMI105_tallas

  • Debe ser de tamaño adecuado, teniendo en cuenta la edad, la talla y crecimiento del alumno.
  • La silla será regulable en altura, fondo y respaldo del asiento para favorecer que el niño se siente con la pelvis atrás, piernas en ángulo recto, espalda recta apoyada en el respaldo y con los pies apoyados en el suelo.
  • En caso de no utilizar sillas regulables, conviene seleccionar el modelo adecuado para cada edad.
  • La mesa deberá ser regulable en altura, además de tener una superficie que combine inclinación y horizontalidad.
  • Buscar una combinación silla-mesa adecuada. El uso de una silla no recomendada para su altura hace que tiendan a mantener una postura flexionada de la columna, a no apoyar los pies en el suelo, y a no usar el respaldo.
  • El mobiliario se debe poder adaptar al trabajo individual y grupal.
  • Se debe apostar por materiales con alta durabilidad como la madera, evitando las estructuras metálicas que a la larga se oxidan.
  • Utilizar muebles con cantos redondeados y evitar que tengan zonas donde los niños puedan meter los dedos y hacerse daño.
  • Las pinturas y las colas empleadas en la construcción del mueble no deben ser tóxicas o peligrosas.

5 consejos para fomentar la lectura en los niños

A través de la lectura se adquiere un gran conocimiento que favorece el desarrollo afectivo y psicológicos de los niños. Es importante que desde pequeños se adquiera el hábito de la lectura para tener un vocabulario amplio y, también, para absorber diferentes conceptos éticos.

“Los niños que están acostumbrados a leer y que tienen una rutina y hábitos de lectura, consiguen un mayor vocabulario, una mayor comprensión lectora y, además, cometen menos faltas de ortografía durante la escritura, algo fundamental durante la etapa de aprendizaje escolar”, comentan los especialistas.

Pero, ¿qué hacemos para fomentar la lectura en los niños? Aquí la respuesta:

1. El libro debe ser visto como un juguete, desde muy niños tienen que tocarlos, jugar con ellos, investigar… Esto es esencial para que, cuando crezcan, no vean los libros como algo aburrido o una obligación.

Tips-hijo-lector-may12-fotolia

Foto: Fotolia

2. Obligar a leer a un niño  es un gran error. Hay que conseguir que lea por su cuenta y esto se logra cuando ven la lectura como una satisfacción y un medio de diversión.

3. Visitar las bibliotecas es muy útil para dar con el libro y el entorno adecuado para que tu peque comience a leer, ya que, en muchas ocasiones, no sabemos qué libro es el más apropiado para cierta edad. Que el libro enganche al niño es la clave para que se enamore de la lectura.

4. Dejar que los niños elijan el libro. Los pequeños tienen que encontrar los libros que más les gusten y que se ajusten a sus preferencias. Eso sí, siempre hay que revisar que el contenido y el vocabulario es el adecuado a su edad. Además, esto también le sirve para aprender a elegir, algo que a los niños les cuesta mucho trabajo.

5. Predica con el ejemplo.  Si queremos que los niños lean deben ver que los mayores leemos, ya que como regla general, los niños tienden a imitar los comportamientos de los adultos que los rodean. Así que… ¡todos a leer!

Encuentra tu libro perfecto en Papelerías IcrExpress y Feliz Día del Libro!

El mobiliario sí importa en la escuela

En Papelería IcrExpress damos mucha importancia al la equipación en los colegios así como a al mobiliario mejor adaptado que puedes conseguir en http://www.icrexpress.es/tienda/es/84-MOBILIARIOPARACOLEGIOSYGUARDERIAS.

Hoy os animamos a leer esta entrevista que publicaron en “El País” a  Rosan Bosch, uno de los rostros más visibles de la innovación educativa a través del diseño de nuevos espacios y mobiliario. Con más de una decena de colegios construidos en Dinamarca y Suecia (de ellos, nueve son públicos) o en ciudades como Abu Dabi, Bosch apuesta por la eliminación de las aulas con filas de pupitres mirando a una pizarra, por el derribo de los muros en las escuelas y por los espacios diáfanos en los que el niño decide dónde quiere aprender.

Su máxima es que los estudiantes tomen decisiones desde el principio y escojan lo que más les interesa, porque en el mundo actual, según la propia diseñadora, “ya no vale trabajar bajo las directrices de un jefe; el mercado demanda perfiles que sepan pensar de forma independiente y tomar la iniciativa sin miedo a equivocarse”.

Bosch estudió en un colegio Montessori, un método desarrollado a principios del siglo XX por la doctora italiana Maria Montessori basado en la idea de que los más pequeños aprenden de forma natural si se les permite seguir sus instintos. Pero su interés por la innovación educativa no le viene de ahí, sino de la desmotivación con la que sus propios hijos volvían de la escuela.

Pregunta. ¿Cómo puede influir el diseño en la forma de aprender?

Respuesta. Tal y como están concebidas las aulas, los niños llegan a clase, se sientan en un silla y se limitan a escuchar y a hacer lo que les dice el profesor. Es antinatural tener a estudiantes tan pequeños inmóviles en sus pupitres sin la posibilidad de desplazarse libremente y encontrar el entorno en el que se sientan más cómodos. Los seres humanos somos diferentes y nuestro cerebro funciona de forma distinta. Hay niños que necesitan total tranquilidad para procesar nueva información y otros que lo hacen mejor de forma colaborativa. La escuela moderna tiene que adaptarse a esa realidad y el diseño del espacio puede cambiar el modo de pensar, funcionar y reaccionar. Este tipo de estructuras más flexibles incentivan al niño a tomar sus propias decisiones. No se trata de poner ruedas a las sillas y a las mesas, sino de permitir la libertad de movimiento de los chicos. Es muy difícil cambiar la mentalidad de la comunidad educativa, y el espacio físico ayuda porque crea una nueva realidad.

1455121704_660093_1455122204_noticia_normalP. Se habrá encontrado con detractores que piensen que dejar al niño decidir puede perjudicar su disciplina.

 R. Los niños no son animales salvajes que necesiten reglas rígidas. Una vez que les explicas que disponen de diferentes estancias para la lectura en solitario, para el debate, para el trabajo en grupo y también para escuchar las lecciones del profesor, lo entienden perfectamente y se adaptan. El formato del niño fijo en una mesa tiene mucho que ver con la disciplina y poco con el aprendizaje. El sistema tradicional les entrena para escuchar largos discursos sin aburrirse, y eso resulta imposible hasta para un adulto, que no aguanta más de 20 minutos de charla sin desconectar. Esos niños van a vivir en una sociedad totalmente diferente. Las nuevas generaciones tendrán que adaptarse a trabajos que aún no existen y detectar sus carencias. Se necesita gente que de forma independiente pueda aprender nuevas habilidades y conocimientos. Ser pasivo y actuar solo bajo las directrices de terceros ya no funciona.

Investigación del aprendizaje

El estudio de Rosan Bosch, con sede en Copenhague, ha investigado los diferentes procesos de aprendizaje basándose en los trabajos del educador británico David Thornburg. En su libro From the Campfire to the Holodeck, publicado en noviembre de 2013, definió los cuatro espacios idóneos que todo colegio debería ofrecer. Los espacios Campfire (en español, hogueras de campamento) para la lectura colectiva; los Watering Holes (abrevaderos) para los debates entre alumnos; las Caves (cuevas) como lugares tranquilos para la reflexión; y los Life (vida) para compartir con otros compañeros lo que se ha aprendido

P. ¿Por qué cree que es prioritario un espacio que favorezca el trabajo en equipo?

R. El mundo se ha vuelto global. Ahora se trabaja con personas de diferentes culturas. Mis reuniones de trabajo, por ejemplo, son a través de plataformas online con colaboradores en Dubái o Michigan. En los exámenes de la escuela no se mide el liderazgo, ni la capacidad de aprender por uno mismo o las fórmulas para colaborar de la mejor forma posible. Tampoco cómo buscar información y contrastarla o saber concentrarse cuando hay muchas distracciones. Todo eso no se evalúa en el colegio y son capacidades básicas en el mundo real.

En España, es especialmente difícil innovar porque la gente tiene miedo al cambio. El sistema educativo español no enseña a hacer preguntas y eso se nota cuando los graduados van a trabajar al extranjero. En el caso de nuestro estudio, se tienen que acostumbrar a una forma muy diferente de trabajar que requiere más autonomía e iniciativa. Lo cierto es que todos los que aceptamos llegan con experiencia internacional y dominio de varios idiomas.

P. Después de más de diez años dedicada a las galerías de arte, ¿cómo dio el giro hacia la educación?

R. Cuando mis dos hijos comenzaron la escuela estaban deseando aprender, todo les generaba curiosidad. Poco a poco, cada vez volvían a casa más desmotivados, hablaban de la escuela como un lugar aburrido y solo les contentaba planear qué harían en su tiempo libre. Fui a hablar con la profesora y me dijo que lo sentía pero que estaba sola con 30 niños y que no disponía de más recursos. Me explicó que había niños que seguían la clase y otros que se distraían. En ese momento ya me había dado cuenta del diseño y su poder de seducción, así que decidí emplearlo en la educación. Empecé a trabajar con pedagogos, profesores y padres. El proyecto de transformación tenía que ser integral.

P. ¿Cuál fue la primera escuela con la que trabajó?

R. Fue en el año 2006 en un colegio de Gentofte, un pueblo cercano a Copenhague. El ayuntamiento puso en marcha en 1999 un proyecto para transformar doce escuelas públicas y yo me encargué posteriormente de una de ellas, la Ordrup School. Durante tres semanas nos colamos en las aulas para ver la forma de trabajar y de moverse de los alumnos y profesores y detectamos que el problema principal era la rigidez del espacio. Permitimos a los niños sentarse en el suelo y trabajar a la luz de una lámpara, colocar post it con sus ideas debajo de las mesas o leer en solitario en tubos circulares. Los profesores, que al principio se mostraban reacios, se dieron cuenta de la importancia de contar con diferentes espacios para la concentración o la colaboración entre los niños y ahí jugaba un papel esencial el mobiliario y su distribución en el aula.

P. ¿Le resultó complicado contar con la colaboración de los profesores?

R. Todo cambio resulta doloroso y al principio todo parecía abocar a la catástrofe. Para que los profesores se sientan cómodos, tienes que trabajar con ellos, y cuando empiezan a ver los resultados, son los primeros en entusiasmarse. Estamos acostumbrados a pensar que los profesores no se reciclan, que durante toda su trayectoria manejan los mismos contenidos y no tienen necesidad de actualizarse, algo que no sucede con otras profesiones como los médicos. Ha llegado el momento de remover los cimientos de la educación, tenemos que ser justos con lo que los niños merecen.

En el caso de este colegio, los resultados fueron excelentes, los niños venían entusiasmados a clase con ganas de explorar las nuevas formas de aprendizaje; las filas de pupitres habían desaparecido. La transformación del espacio físico es el primer paso para poder cambiar la metodología de enseñanza y para que todo esto suceda hace falta la colaboración de los profesores.

Un grupo de niños en una de las mesas orgánicas diseñadas por Rosan Bosch Studio, en la que los alumnos deciden a qué distancia quieren trabajar.
Un grupo de niños en una de las mesas orgánicas diseñadas por Rosan Bosch Studio, en la que los alumnos deciden a qué distancia quieren trabajar. Kim Wendt

P. Las fotos de sus escuelas denotan grandes inversiones económicas. ¿Qué le diría a los colegios que quieren cambiar pero no disponen de tantos recursos?

R. El objetivo no es crear espacios bonitos, sino que contribuyan al cambio. Se pueden hacer proyectos low cost encargando mobiliario a carpinteros locales. No hay un fórmula única, cada escuela tiene que trabajar para encontrar la suya.

P. ¿En qué otros proyectos de innovación educativa ha participado?

R. Fui asesora en el proyecto Building Schools for the Future, impulsado en el año 2000 por el Gobierno británico para remodelar todas las escuelas de secundaria del país antes de 2020. Fue muy enriquecedor participar en coloquios con expertos de diferentes partes del mundo, pero la parte negativa fue la desilusión que generó en el profesorado la paralización del proyecto como consecuencia de la crisis en 2010.

 En otros países como Estados Unidos, los proyectos en los que participa Rosan no debaten sobre la conveniencia de que los niños permanezcan sentados o no. Allí las discusiones están ya en otro nivel. Es el caso del colegio Academy for Global Citizanship en Chicago, donde están desarrollando un programa en el que los niños deben pasar el 25% de su horario escolar fuera de la escuela para estar en contacto con el mundo real. “Tienen que pagar en comercios y calcular las vueltas o conocer cómo funcionan los mercados de alimentos. Aprender a desenvolverse desde pequeños”, explica Rosan. Las paredes y los techos del edificio serán de cristal, para saber si llueve o no o si las temporadas de calor se extienden más de la cuenta. Es un centro educativo sostenible donde los niños tienen que ser conscientes de lo que le pasa al planeta.

 Rosan Bosch inauguró la pasada semana su primer trabajo en España, una nueva estancia para los niños de tres a seis años en el colegio privado Liceo Europa de Zaragoza. En los próximos meses tiene previsto abrir un nuevo estudio en Madrid.

Juegos para fomentar la autoestima en las clases

En la actualidad existen muchos ‪‎juegos‬ y actividades didácticas‬ que permiten educar‬ a los ‪‎niños‬ de corta edad, los cuales brindan excelentes resultados ya que les permiten asimilar rápidamente nuevos ‪‎conocimientos‬.
Encuentra en nuestra amplia variedad de ‪‎JuegosDidácticos‬, todos los que estés buscando en #‎PapeleríaIcrExpress‬ o en nuestra tienda online  No dejes de visitarnos!

Pero hoy vamos a hablar de los juegos para levantar la autoestima que se pueden realizar en el aula.

Cada vez más centros, y profesores a título particular, piden herramientas para trabajar las emociones y la autoestima en el aula, como parte de la formación integral de sus alumnos. Puede ayudar a prevenir males mayores, conflictos, casos de bullying y acoso escolar, en ocasiones con un final dramático. Las educadoras de la escuela infantil Arlequín, en Fuenlabrada (Madrid), han realizado cursos para iniciar un programa de inteligencia emocional este año. “Hacemos asambleas donde decimos si estamos contentos o tristes, enfadados o aburridos; trabajamos la empatía y la asertividad”, enumera la directora, Laura Santana.

La escuela de desarrollo emocional y social Afectiva organiza una extraescolar en el colegio público Francisco Arranz a instancias de la asociación de padres y madres de alumnos (AMPA). “Ha de ser una autoestima ajustada y realista; que sean conscientes de sus cualidades y capacidades, pero también de en qué pueden mejorar, de cuáles son sus limitaciones”, matiza Raquel Burguillo, una de las psicólogas del equipo de Afectiva.

“Lo fundamental es pensar lo que decimos a los demás, lo que nos dicen y lo que sentimos”, dice una psicóloga

“No hace falta hacer cosas muy complicadas, a veces basta con consejos pequeños y cotidianos aplicados de manera constante”, interviene Rocío López, maestra especializada en innovación y directora de comunicación del portal Edúkame. Algo tan básico como reconocer las cualidades de los niños. “Tenemos tendencia a centrarnos en lo negativo, para corregir”. Y no caer en lo que los expertos denominan profecías autocumplidas: “No vas a ser capaz”, “Eres un pesado”… El interpelado, efectivamente, termina por no ser capaz y ser un pesado. “Un buen profesor sabe potenciar la autoestima de sus alumnos elogiando los pequeños progresos y esfuerzos realizados; para ello debe usar un lenguaje positivo, hacer que cada alumno se sienta valioso por lo que es, por lo que siente y por lo que hace”, tercia la psicóloga infantil Sara Tarrés, que ofrece varias recomendaciones más: “Ayudar al desarrollo de aptitudes que el niño tenga, fomentar la comunicación, trabajar hábitos de estudio, huir de las comparaciones y etiquetas, evitar resaltar las cualidades negativas delante de otros niños o adultos, criticar de forma constructiva los trabajos realizados”.

El juego, asegura Tarrés, es “primordial para el desarrollo de la autoestima del niño”. A continuación proponemos algunos.

Infantil

Carteles con autoconceptos. El profesor coloca en distintas partes de la clase carteles con cualidades académicas, sociales o físicas. “Soy simpático”, “Juego muy bien al fútbol”, “Soy listo”. Los carteles son como los de algunas publicidades, con pequeñas pestañas con el teléfono del anunciante en su parte inferior. Los niños corren hacia el cartel que creen que los define mejor, arrancan una de sus pestañas y la pegan en un dibujo de ellos mismos que previamente han realizado.

La silla caliente. Un alumno se sienta en una silla y el resto va pasando por delante diciéndole qué le gusta de él o ella, o qué le hace sentir bien. “Vemos cómo algunos se ruborizan o se sienten incómodos; no están acostumbrados a que les digan cosas positivas”, constatan desde el equipo de Afectiva.

Uno de los trabajos del taller de desarrollo emocional de Afectiva.
Uno de los trabajos del taller de desarrollo emocional de Afectiva.

Juego de las estatuas. Sirve para trabajar las emociones. Mientras suena la música, los niños bailan; cuando para, cada uno debe quedarse quieto, reflejando una emoción en su rostro, y sus compañeros han de adivinar de qué emoción se trata.

Primaria

Reparto de estrellas. Los niños se sientan en el suelo, en círculo. El maestro dice algo positivo de cada uno al tiempo que le entrega una estrella de papel o pegatina. A lo largo de la sesión, cada niño debe decir algo positivo de los compañeros que tiene a ambos lados mientras les entrega una estrella. “Lo fundamental es pensar en lo que decimos a los demás, lo que nos dicen y lo que sentimos”, plantea la psicóloga Sara Tarrés.

Caja del tesoro oculto. El docente esconde un espejo en una caja y explica que dentro hay un tesoro único. “Generaremos así expectativa”, aduce Tarrés. Los alumnos abrirán la caja de uno en uno, sin decir a nadie lo que contiene. Al final, el profesor les pedirá que digan en voz alta qué tesoro han visto, y les preguntará por aquello que ellos creen que los hace únicos y especiales, irrepetibles, maravillosos.

Las gafas positivas. El maestro pedirá a sus alumnos que hagan el gesto de ponerse unas gafas imaginarias y muy especiales, a través de las cuales verán solo lo positivo que hay en el mundo. Cada uno se dibujará en el centro de un folio, indicando su nombre. Estos folios irán pasando de mesa en mesa y los niños, todos con sus gafas positivas colocadas, irán escribiendo cualidades de sus compañeros. “Me ayuda con los deberes” o “Aprende muy rápido”. Es importante que el docente también haga su aportación, firmada. “Estos mensajes alimentarán la confianza del niño a través del reconocimiento de los compañeros y del docente, que es un referente clave en su vida”, sostenía Rocío López en un artículo publicado en la revista Educación 3.0.

Una variante de esta dinámica consiste en que cada niño o niña se cuelga un folio en la espalda con su nombre y el resto escribe cosas buenas de él o ella. Para terminar, todos comparten sus impresiones y emociones en una asamblea.

Juego de mímica. Cada chaval anota cosas que se le dan bien y otras que le gustaría mejorar. A continuación expone, utilizando la mímica, aquello en lo que es bueno, y sus compañeros tendrán que adivinarlo.

Hoy te enseño yo. Actividad que también funciona en secundaria. Se trata de organizar en el aula minitalleres impartidos por los propios alumnos, a los que podrá apuntarse el resto de la clase. Los pequeños profesores diseñarán sus talleres en función de sus propios intereses, mostrando, por ejemplo, cómo hacer un truco de magia, cómo dar muchos toques con el balón sin que caiga el suelo, cuánto saben sobre Star Wars o cómo programar un videojuego.

Secundaria

Hay una carta para ti. Cada alumno escribe tres virtudes y tres defectos que crea tener en una hoja de papel, que guardará en un sobre. El sobre irá pasando por todos los compañeros, que habrán de sumar otras tres cualidades, pero no defectos. Cada alumno leerá todo lo bueno que los demás piensan de él. “El objetivo es que lleguen a entender que todos somos distintos y, si bien todos tenemos defectos, también tenemos muchas cualidades que el resto aprecia”, argumenta Tarrés.

Anuncios de contactos. A la entrada del aula se coloca un folio con dos columnas: en la primera, cada alumno indicará qué puede ofrecer a los demás (enseñar matemáticas, coger las cosas de los armarios más altos); en la segunda escribirá sus necesidades, o qué le gustaría aprender de sus compañeros (clases de dibujo, apoyo en ciencias). “Descubrimos a nuestros alumnos cualidades y capacidades de sí mismos que desconocían o creían no tener, y reforzamos su vínculo con compañeros y maestro, favoreciendo su inclusión dentro del grupo”, dice López.

Véndete. Los chicos y chicas habrán de inventarse un anuncio para venderse a ellos mismos, lo que les supondrá reflexionar sobre sus cosas buenas, para que los demás los compren. Lo expondrán delante de sus compañeros.

¡Fuera etiquetas! La dinámica permite reflexionar sobre las etiquetas, buenas y malas, que vienen impuestas desde el exterior y que nos condicionan. Vago, torpe, desordenado, guapo, empollón. El alumno las escribe en pegatinas blancas y se las va pegando por el cuerpo. Tras una puesta en común en asamblea, decide con cuáles se queda y se quita las que no quiere. “Les ayuda a entender que vale, me han puesto etiquetas y las he aceptado, pero tengo el poder de cambiarlas o quitármelas”, indica el equipo de Afectiva.

Comunidad educativa

Buzón de sugerencias. Que los conflictos no se queden cociéndose en silencio, que los problemas salgan a la luz y se hablen resulta fundamental para detectar a tiempo, antes de que sea demasiado tarde, casos de baja autoestima, bullying o acoso escolar. Desde este convencimiento, el equipo de Afectiva propone un buzón de sugerencias, para todo el centro o por aula, donde los alumnos puedan comunicarse, escribir sus quejas, expresarse sobre lo que les gusta y lo que no de su grupo o de su centro.

Consejos para preparar la vuelta al cole

La planificación previa ayuda a que el estudiante se adapte de nuevo al ritmo académico sin dificultad. En Papelerías IcrExpress te queremos dar ocho consejos para preparar la vuelta al cole!

1. Adaptar de modo progresivo los horarios

Durante los meses de verano, los horarios de los estudiantes se modifican de forma sustancial y se vuelven más flexibles. En general, se acuestan y se despiertan más tarde de lo normal, e incluso, las comidas se retrasan respecto al periodo escolar. Para que la vuelta a la rutina no suponga un cambio brusco en estos hábitos de sueño y alimentación, los especialistas recomiendan adaptar progresivamente los horarios en las semanas previas al inicio del curso. De este modo, se evita que los escolares tengan síntomas de cansancio cuando comiencen las clases y que esto afecte a su rendimiento.

2. Preparar el material escolar

Libros de texto, mochila, uniforme… Antes de comenzar las clases, es necesario preparar todo el material y el equipamiento que los escolares deben llevar a las aulas durante el curso escolar. Es recomendable también revisar los materiales y ropa del curso anterior para comprobar si se pueden utilizar de nuevo o contactar con familiares y amigos que estén dispuestos a prestar o ceder aquello que se les ha quedado ya obsoleto.

vuelta-al-cole-II

Hay que remitirse a la lista de material y equipamiento que proporciona el centro

Hay que remitirse a la lista de material y equipamiento que proporciona el centro escolar y ceñirse a sus especificaciones. En caso de dudas, es aconsejable contactar con el colegio para aclararlas o preguntar a otros padres cuyos hijos ya pasaron en años anteriores por el curso al que asistirá el estudiante. En el momento de adquirir los materiales, los progenitores también deben verificar que cumplen las garantías de seguridad necesarias para evitar posibles intoxicaciones o riesgos.

3. Evitar la ansiedad

En muchas ocasiones, enfrentarse al primer día de clase crea tensión y ansiedad en los escolares y, en algunos casos, también en sus padres, sobre todo cuando el estudiante asiste al colegio por primera vez, inicia un nuevo ciclo académico o cambia de colegio. La angustia por la separación o la incertidumbre por encontrarse con nuevos profesores y compañeros se puede minimizar si los progenitores “transmiten a sus hijos un enfoque positivo de lo que representa la vuelta al cole”, tal como afirma la psicóloga infantil Esther Cuyás.

 primer-diaportadae

Es relevante dejar que el escolar exponga sus miedos y sus temores

Esta especialista apunta que es muy importante la comunicación. Por una parte, los padres deben intentar explicar a los hijos de forma detallada qué se van a encontrar en sus primeros días de clase, repasar con ellos sus horarios y transmitirles tranquilidad y calma ante la nueva situación. Por otra, es relevante dejar que el escolar exponga sus miedos y sus temores e intentar dar respuesta a todas sus dudas.

4. Cambiar los hábitos alimenticios

Distintos estudios e investigaciones insisten en la relevancia de la alimentación en el rendimiento escolar. En los meses estivales, es frecuente que se cambien los hábitos alimenticios, por lo que al comienzo del curso se debe adoptar de nuevo una dieta equilibrada para estudiar. Un desayuno completo y bien planificado y un almuerzo variado y saludable son algunas de las recomendaciones de los especialistas en nutrición.

5. Recopilar información del centro

El colegio es el lugar donde los niños pasarán gran parte de su jornada diaria. Por este motivo, es esencial que los padres recopilen con antelación toda la información relativa al centro al que acudirán sus hijos. Además de los datos básicos, como los horarios de apertura y cierre, la ubicación de los edificios o los teléfonos de contacto, los progenitores deben informarse de otros aspectos como la normativa del centro para las entradas y salidas o respecto a los uniformes o vestimenta de los alumnos, si deben llevar merienda y cómo debe ser o los servicios médicos que se prestan a los estudiantes.

6. Confirmar los servicios complementarios

La mayoría de los centros escolares ofrecen a los alumnos servicios complementarios a los estrictamente académicos. En algunos casos, están orientados a facilitar la conciliación de la vida laboral y familiar de los progenitores, como las denominadas aulas matinales, que reciben a los alumnos por la mañana, antes de comenzar las clases, o los servicios de comedor escolar. En ambos casos, es necesario obtener de forma previa la información relativa a las condiciones y coste de estos servicios para poder planificar con tiempo la agenda y el presupuesto familiar.

7. Verificar los transportes

Una vez que se conocen los horarios de entrada y salida del centro, es recomendable verificar el tiempo necesario para trasladarse desde el domicilio y evitar retrasos en los primeros días de clase. Una buena idea es hacer una prueba del trayecto (en el propio automóvil, a pie o en transporte público, según el caso) unos días antes, a la misma hora en la que está previsto, para que el cálculo se pueda hacer con las mismas condiciones de tráfico o de volumen da pasajeros. Quienes opten por el autobús escolar deben confirmar los horarios de recogida y comprobar el tiempo de traslado hasta la parada.

8. Planificar las actividades extraescolares

La mayoría del alumnado de Primaria y Secundaria incluye en su agenda una o varias actividades extraescolares semanales. Los distintos estudios realizados sobre la repercusión de estas actividades en los alumnos indican que si están bien organizadas y estructuradas pueden beneficiar el rendimiento académico y favorecer el desarrollo de la madurez y de distintas competencias interpersonales y sociales.

Las actividades extraescolares se deben compaginar con un tiempo dedicado al descanso

Los padres deben considerar dos aspectos esenciales al planificar las actividades extraescolares: compaginarlas con un tiempo dedicado al descanso, ocio, juego y a situaciones de esparcimiento con la familia, y elegir las más idóneas según la edad, las capacidades del niño, sus gustos y preferencias.

Haz tu pedido de libros escolares!

En Papelería IcrExpress te damos la opción de comprar ya tus libros escolares en nuestras tiendas o a través de nuestra página web, donde podrás buscar los libros buscando por tu colegio y curso directamente, http://www.librosdetextoenmadrid.es/

No esperes más y consigue tus libros escolares o de literatura siempre al mejor precio y de la forma más cómoda, compruébalo!

 

Aprovecha el verano para decorar tus materiales escolares

Hoy vamos a compartir con vosotros unas ideas para que pongas  precioso el escritorio de trabajo en casa, y así motivara tus hijos a cuidar su material escolar.

Puedes pintar los botes de leche vacíos con pintura acrílica , decorarlos y luego armar una base para que guarden sus materiales, te recomiendo usar acrilicos porque son de buena calidad y pegar con silicona en caliente o fría .

También con cajas de zapatos y tubos de cartón puedes armar un original  organizador , igual si unes cajas de cereal forrando con bonitos papeles ; para que tengan los chicos todo muy bien ordenado , creando de está manera un ambiente de trabajo limpio.

Puedes encontrar todos los materiales que utilices en nuestras Papelerías IcrExpress o en nuestra tienda online: http://www.icrexpress.es/tienda/es/

Puede que te interese también este vídeo sobre cómo decorar lápices con pintura:

Témpera sólida escolar

Descubre la témpera sólida, para dibujar y pintar de una nueva manera más, fácil, limpia y divertida. No arruga el papel, no necesita barniz. Para pintar sobre papel, cartulina, madera, cartón, etc. Aplicación directa sin necesidad de añadir agua.

En el siguiente tutorial , podrás descubrir las ventajas de la témpera sólida escolar para realizar tus pinturas y manualidades, descúbrela en el siguiente vídeo y no olvides que puedes conseguir este tipo de Témperas en nuestras Papelerías IcrExpress o directamente en nuestra tienda online http://www.icrexpress.es/tienda/es/189-TEMPERAS de la forma más cómoda. Aprende con este tutorial a utilizarlas!

Pintar camisetas con las manos en el cole

A nuestros peques les encanta usar prendas de ropa o accesorios que ellos mismos hayan realizado. Como sabemos esto, hoy os traemos un tutorial para pintar camisetas con motivo marino muy fáciles para los niños más pequeños. ¡Con esta actividad los niños se van a entretener y divertir un montón en el colegio!

Además es muy sencillo de hacer y deberán usar sus manos como herramienta principal. Todos los materiales que van a necesitar los encontrarás en las Papelerías IcrExpress o en nuestra tienda online! http://www.icrexpress.es/tienda/es/18-MANUALIDADESYCOLORES

Materiales

  • Una franela para pintar
  • Pintura para telas de diferentes colores
  • Platos desechables
  • Lámina de cartón
  • Tapitas de plástico
  • Corchos de vino

Paso a paso

  1. Sobre una mesa de trabajo, estira lacamiseta mirando hacia arriba.
  2. Introduce entre ambas telas, una lámina de cartón. La idea de usar esto es que la pintura no se traspase de una tela a otra haciendo manchas indeseadas.
  3. Coloca sobre un plato desechable, un poco de dos tonos de pintura que te gusten.
  4. Ahora mezcla ambos colores con la palma de tu mano.
  5. Marca una huella de forma horizontal en algún lugar de tu franela.
  6. Lava tu mano manchada, con agua y jabón.
  7. Repite los procedimientos anteriores con otros tonos de pintura hasta que estés satisfecho con la cantidad de huellas realizadas sobre tu franela.
  8. Ahora toca la parte de darle vida a tus peces: utiliza las tapitas de plástico, los corchos y tus dedos para hacer los otros detalles de la franela tales como los ojos y bocas de los peces, las burbujas y también las algas del fondo del mar.

Cuando estés satisfecho con tu camiseta, déjala secar al aire libre por unas horas y estará lista para usarla

Consejos prácticos

  • Si no tienes corchos o tapitas de plástico, puedes usar pinceles para hacer el resto de los detalles de tu franela.
  • Si deseas también decorar tu franela por la parte de atrás, espera que la parte de adelante esté completamente seca.
  • Asegúrate de usar pintura para telas para que al lavar la franela, no se pierda el color.

Fuente: http://www.manualidadesinfantiles.org/pintar-camisetas-las-manos